zona bar Restaurante Envero Beas de Granada

Tan sencillo, tan rico, tan cerca


…es lo que suelen decir las personas que vienen a comer a nuestro restaurante bonito.
Practicamos una cocina sencilla y honesta, basada en las tradiciones locales, en el producto de temporada, el cariño, la calidad y las brasas.
Cuidamos el producto…¡y a nuestros productores!. Practicamos, siempre que podemos, el concepto Kilómetro cero. Eso quiere decir, que tratamos que la mayoría de nuestros platos estén elaborados con productos de nuestra comarca (el arco noreste de la Vega de Granada) y que las personas que los elaboran son también amigo@s.

Amor por nuestra tierra


Compartimos con ellos y ellas el amor por nuestra tierra y, por eso, organizamos con frecuencia catas y degustaciones de productos locales guiadas por los propios productores: de queso ecológico, de cerveza artesana, de vino, de chachinas, pan, aceite de oliva…

zona bar Restaurante Envero Beas de Granada

costilla cocinada a baja temperatura y terminada en la brasa

Nos gustan las brasas.


Nos gustan horrores. Por eso tenemos un horno fantástico, que alimentamos con el mejor carbón de encina procedente de los bosques de la Sierra de Huétor. Imposible marcharte de nuestra casa sin probar nuestras brasas.


Cambiamos con la temporada.


Cambiamos con la temporada. Porque cada época del año nos regala cosas diferentes. Así, nos encanta variar nuestras ensaladas, añadiéndoles naranjas en invierno o frutos secos y rúcula en otoño, nos volvemos locos con las verduras en verano y disfrutamos con las alcachofas en invierno.


 

Nos gusta el dulce


Pero no nos pasamos con el azúcar. Nos encanta rescatar recetas granadinas tradicionales, como la Cazuela de San Juan, para sorprenderte, o cambiar los postres con la temporada.

postres envero


Nos va lo clásico y lo sencillo


Está claro, pero a veces, a veces, hay darle otro aire a las cosas ¿verdad?. Por eso, de cuando en cuando, nos liamos la manta a la cabeza con platos que ya son marca de la casa, como nuestra pastela de morcilla. Un pecado oiga.
En fin, escribir sobre nuestra cocina está bien, pero lo mejor es probarla, así que no lo dudes, ven cuando quiera, porque estamos deseando atenderte, sorprenderte, cuidarte…